En este trabajo el autor discute los contenidos del beneficio de “Asignación Universal por Hijo para Protección Social” instaurado recientemente en Argentina.

Entre otras observaciones, señala que el mismo no implica un cambio de paradigma en materia de políticas de transferencias de ingresos a las personas, pero que ciertas características específicas lo diferencian de otras Políticas de Transferencias Condicionadas de Ingresos que se vienen aplicando en América Latina (como el Programa Oportunidades de México y el Bolsa Familia de Brasil). Entre los principales problemas detectados en las normas que instauran la Asignación por Hijo, se destacan:

  • La cobertura no será universal y los criterios de selectividad abren espacio para prácticas arbitrarias;
  • Las sanciones por el incumplimiento de las condicionalidades darán lugar a desigualdades de trato y penalizaciones que perjudican injustificadamente a la población vulnerable que se pretende beneficiar;
  • es probable que se generen conflictos en el propio sistema de políticas sociales debido a las fuentes de financiamiento elegidas y al carácter endeble de la norma que instaura el beneficio;
  • Se perdió una oportunidad histórica para legitimar socialmente una reforma tributaria progresiva para financiar una política que había alcanzado un amplio consenso entre actores sociales y de distintas agrupaciones políticas.

[pdf]asignacion-por-hijo[/pdf]

DEJE SUS COMENTARIOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

NOVEDADES

Menús de configuración en el Panel de Administración

X